Derechos Sexuales

Derechos sexuales y reproductivos

derechos reproductivos

Todos los seres humanos somos libres e iguales en dignidad y derechos
independientemente del color, sexo, etnia, religión, idioma, opinión, posición
económica o cualquier otra condición. Los derechos sexuales y reproductivos
garantizan la libre personalidad.

 

Conoce tus derechos:

  • derecho a decir si se tiene o no relaciones sexuales
  • derechos a conocer, cuidar y valorar mi propio cuerpo
  • derechos a conocer sobre los métodos de planificación familiar
  • derecho a elegir un método anticonceptivo
  • derecho al acceso de anticonceptivos seguros y eficaces
  • derecho a tener una vida sexual sana y segura
  • derecho a recibir orientación sobre la sexualidad
  • derecho a expresar la orientación sexual o identidad de genero
  • Derecho a reconocer las consecuencias de mis actos
  • Derecho a declarar y aclarar mis dudas
  • derecho a conocer sobre las infecciones de transmisión sexual
  • derecho a una educación sexual no sexista y exenta de estereotipos
  • derecho a la libre elección sobre las opciones reproductivas
  • derecho a una atención en salud reproductiva (ej. embarazos,
    tratamiento de infertilidad)
  • derecho a que las personas con VIH e infecciones de transmisión
    sexual tengan una atención sin discriminación
  • derecho a una vida libre de violencia
  • derecho a una atención y prevención frente a la violación y otras
    formas de violencia sexual
  • derecho a la prevención frente a prácticas tradicionales nocivas que
    afectan la salud sexual y reproductiva (ej. la mutilación genital
    femenina, la circuncisión)
  • derecho a decidir si se quiere ser padre o madre
  • decidir libre y responsablemente el número de hijos y el espaciamiento
    entre estos
  • derecho de las mujeres a no ser discriminada en razón del embarazo o
    la maternidad
  • derecho a una maternidad segura
  • derecho al reconocimiento del aborto como derecho de la mujer a
    decidir cumpliendo con las siguientes condiciones:
    – Víctima de abuso sexual
    – Embarazo que represente un riesgo para la vida de la madre
    – Malformaciones en el feto que haga inviable la vida

¡que tu primer amor sea el amor propio!

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos

Instagram Feed

¿Quieres saber más?

Regístrate aquí y recibirás más información

Inicia sesión digitando los siguientes datos

¿Deseas agendar una cita con un asesor?

Escríbenos y muy pronto nos comunicaremos contigo