¿QUÉ ES EL ACNÉ Y COMO TRATARLO?

El acné vulgar o más comúnmente conocido como “acné” es una enfermedad multifactorial que consiste en una afección cutánea en la que la lesión esencial consiste en la impactación y distensión de la unidad pilosebácea, que se acompaña de descamación y proliferación inadecuada de las células de la piel, produciendo la presencia de comedones —puntos blancos o negros—, pápulas y pústulas que afectan exclusivamente a la cara y la parte superior del tronco. El acné afecta a un 80-90% de los adolescentes es más frecuente en los hombres.

El acné se clasifica según su severidad en 4 formas:

  1. Puramente comedogénico o leve: consiste en la aparición de algunos comedones abiertos o cerrados que afectan solamente a la piel facial.
  2. Inflamatorio o moderado: aparición de pápulas (granos) inflamadas de color rojizo y aparición de pústulas (granos con presencia de pus), afectando únicamente la cara.
  3. Pápulo cicatricial moderado o grave: Aparecen lesiones de aspecto nodular acompañadas de pápulas y pústulas.
  4. Nódulos quisticocicatriciales graves: Predominan los nódulos que afectan a la cara o al tronco con presencia de cicatrices.

Según la severidad del acné será el tratamiento de este, para el manejo del acné el propósito es impedir la formación de cicatrices, limitar la duración de la enfermedad y reducir el impacto psicológico que produce sobre las personas afectadas. Para esto se dispone de dos posibilidades: el tratamiento tópico y el tratamiento oral. 

Para aquellos pacientes con acné comedogénico o leve es preferible el tratamiento tópico con retinoides tópicos a base de Tretinoín e isotretinoín se debe realizar en una aplicación diaria por las noches, está disponible su presentación en cremas o geles, actúan limitando la formación de comedones y su efecto secundario más frecuente es la sequedad de piel y mucosas por lo que se recomiendo uso concomitante de alguna crema hidratante. Otro tratamiento tópico consiste en el uso del peróxido de benzoilo que es un potente agente antioxidante con propiedades queratolíticas y antibacterianas.

Para el acné moderado o pustuloso, la base del tratamiento es la antibioterapia oral, y las tetraciclinas son el fármaco de elección. La minociclina, posiblemente porque los alimentos no interfieren su absorción, es la más prescrita. El tratamiento deberá durar por lo menos tres meses y puede ser combinado con tratamiento tópico.

En el caso del acné grave o noduloquistico para los pacientes en los que el tratamiento oral y combinado haya fracasado, se indicará isotretinoína oral. La isotretinoína inhibe la formación de comedones y normaliza la queratinización folicular. Es, además, el único tratamiento con posibilidades de alcanzar la remisión completa. Antes de empezar el tratamiento se debe realizar una analítica completa, puesto que es frecuente la elevación de colesterol, triglicéridos y transaminasas. Estas elevaciones, en general, son transitorias y responden bien a la dieta.

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos

ANILLO VAGINAL

El dispositivo intravaginal es una alternativa de control de natalidad de tipo hormonal, que libera

Instagram Feed

¿Quieres saber más?

Regístrate aquí y recibirás más información

Inicia sesión digitando los siguientes datos

¿Deseas agendar una cita con un asesor?

Escríbenos y muy pronto nos comunicaremos contigo